NextPit

Un wearable contra las agresiones sexuales

Honor Band 4 02
© NextPit

¿Y si te dijera que un wearable puede salvarte la vida? Este es el propósito de Bindi, un prototipo diseñado para detectar y prevenir las agresiones sexuales. El novedoso sistema de alarma, compuesto por una pulsera y un colgante, se conecta al smartphone a través de una aplicación y se activa solo ante una situación de peligro. Los wearables no solo sirven para chequear tus emails, controlar tus aparatos de smart home o contar tus pasos. Ahora podrían salvarte la vida.

Tras esta idea está UC3M4Safety, un equipo multidisciplinar formado por distintos grupos de investigación de la Universidad Politécnica y de la Universidad Carlos III, ambas de Madrid. La pulsera y el colgante que han ideado no solo pasan completamente desapercibidos, ya que cualquier mujer puede llevarlos como complementos en su atuendo habitual, sino que se conectan al teléfono con una aplicación conectada a su vez con los "guardianes" o el círculo de confianza que haya elegido la usuaria en cuestión.

Wearables Fitness 03
¿Te imaginas salir a correr tranquila en cualquier parte del mundo? / © Jacob Lund/Shutterstock

Gracias a algoritmos de inteligencia artificial, la pulsera podrá detectar si la portadora de la misma está sufriendo un episodio de ansiedad detectando un cambio brusco en sus constantes vitales. Aquí es donde entra en juego el llamado "círculo de confianza o de protección", que recibirán la ubicación de la posible víctima de agresión. El colgante, por su parte, activará el micrófono y comenzará a grabar la voz de la usuaria para analizar el nivel de estés cuando habla, además de registrar todo lo sucedido en caso de que haya una denuncia posterior y poder utilizar la grabación como prueba.

Además, el equipo Bindi contará con un botón de pánico en cada uno de los dispositivos -pulsera, colgante y smartphone- que la portadora puede activar con un simple toque en cualquier momento que se vea en una situación que comprometa su seguridad.

Todavía quedan muchos pasos por mejorar, como perfeccionar los algoritmos de IA para evitar que un ritmo acelerado de las pulsaciones por cualquier otro motivo se confunda con una agresión. Eso y conectar la app con la policía para que brinden ayuda. Pero estamos hablando de un prototipo al que aún le falta financiación para poder ser una realidad. Ojalá sea pronto.

Lo que sí supone es un paso enorme ante un problema cada vez más en auge en todo el mundo: las agresiones sexuales, la violencia de género y los asesinatos de mujeres en todo el mundo. En España, en lo que llevamos de 2019, ya han fallecido al menos 10 mujeres. 

¿Te gustaría que estuviera pronto en el mercado este wearable para proteger a las mujeres?

Te ha gustado este artículo? Compártelo!
Únase al debate

Artículos recomendados

3 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición
Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición

  • Edgar Ilasaca A. 20 feb. 2019 Link al comentario

    lo del botón de pánico si es una gran idea, ante un robo u otro acto de violencia puede disuadir al agresor las alarmas de estos dispositivos


  • Jose antonio Mares arrieta 20 feb. 2019 Link al comentario

    osea, solo le dieron un uso con mas sentido a los monitores de ritmo cardiaco?
    que para nada es mala idea, es excelente, pero como el mismo articulo dice, confundira cualquier subida de ritmo como agresion, asi muy efectivo que digas no sera de inicio, pero que bueno que finalmente se haga algo al respecto


    • Silvia Santos 20 feb. 2019 Link al comentario

      Por eso mismo es un prototipo, todavía hay que ajustar algunas cosas para que todo funcione a la perfección. Veremos si es así y veremos si se hace real. Desde luego lo mejor de todo esto es que alguien esté pensando en que es necesario hacer algo. Gracias por leernos!

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición